¿Cómo puedo hacerme santa? Haciendo lo mejor que pueda las acciones que me serán impuestas, cada día.

-Madre Clelia Merloni

BEATIFICACIÓN

Madre Clelia en el camino hacia la santidad

El proceso de Beatificación de Madre Clelia Merloni fue abierto en 1988 por solicitud de la Congregación Apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús. La apertura del proceso diocesano se realiza en Roma. El término del proceso en 1998, cuenta con sesenta testigos de Italia, Estados Unidos y Brasil que dieron su tesminonio sobre la santidad de Madre Clelia.

Después de presentar un relatorio detallado de la Comisión Histórica,la fase diocesana fue concluída el 21 de mayo de 1999.Madre Clelia recibió el título de » Sierva de Dios».

La Positio, es un estudo de 1.385 páginas sobre la vida de Madre Clelia, relata sus virtudes heroicas y su reputación de santidad, incluyendo testimonios, documentos y evidencias ensu defensa de algunos momentos mas criticos de su vida. En el 2015,después de ser estudiado la Positio, las virtudes heroicas de Madre Clelia fueron confirmadas. Papa Francisco, en diciembre de 2016 firma el Decreto de Virtud Heroica y Madre Clelia fue declarada Venerable.

El 27 de enero de 2018, la firma del Santo Padre en el Decreto del reconicmiento del Milagro completó el proceso de beatificación.
El día 03 de noviembre, en la Basílica San Juan de Letrán, Italia-Roma, tuvo lugar la Misa de Beatificación de la Madre Clélia Merloni, vea abajo la celebración completa:

EL MILAGRO

La historia del milagro acontece el 14 de marzo de 1951, cuando un médico brasilero, Pedro Ángelo de Oliveira Filho, fue repentinamnete afectado por una progresiva parálisis de los cuatro miembros y fue hospitalizado, con urgencia en el Hospital Santa Casa de Misericordia, de Ribeirão Preto. El diagnóstico fue de parálisis ascendente progresica llamada Sindrome de Landry o Sindrome de Guillain-Barré.

El pronóstico fue fatal, dado la gravedad de la enfermedad y en vista a los limitados conocimientos médicos existentes para su tratamiento disponibles en aquel momento. La parálisis afectó su garganta, y los médicos suspendieron el tratamiento. El 20 de marzo, el paciente respiraba con gran dificultad y no podía engullir su propia saliva. Los médicos informaron a la familia que esa sería su última noche. Con esa notícia la esposa del paciente, Angelina Oliva, buscó a la Hermana Adelina Alves Barbosa, para pedirle oraciones. La hermana le dió una novena a Madre Clelia , con una foto conteniendo un pedazo del tejido del velo que Madre Clelia usaba. Hna. Adelina junto con Angelina, sus hijos y otros parientes inmediatamente comenzaron a rezar. Hna Adelina se acercó al paciente y le dió agua donde colocó la pequeña reliquia . El enfermo estaba muy grave, pero pudo engullir y tomar un poco de agua. Después de algunos minutos, los presentes notaron que él conseguía engullir y no perdía saliva. Hna. Adelina intentó darle una cucharada de agua y él bebió. Después colocó una pequeña cantidad de agua en un vaso y él también lo bebió. Depués ella colocó leche en un vaso y el lo bebió sin problemas.

Todos quedaron maravillados con la pronta mejoría, tanto que la Hermana fue a la cocina para preparar una crema para Pedro Ângelo que comió con facilidad. Cuando el médico de turno llegó para hacer el parte por la mañana y encontró al paciente curado, exclamó que era un milagro. La mejoría fue progresiva y en el período de tres semanas él ya caminaba. El día 6 de mayo, recibió el alta del Hospital porque la curación fue completa, permanente y sin síntomas. El médico murió el 25 de septiembre de 1976 debido a un paro cardíaco,por lo tanto, por una causa completamente diferente de su enfermedad anterior, y después de veinticinco años de su recuperación milagrosa.