¡El carisma de Madre Clelia tiene su origen en el Corazón de la Iglesia que es el Corazón de Cristo!

CARISMA CLELIANO

Ardor de fe, Caridad y Amor

Madre Clelia es una mujer de grandes horizontes, determinada en sus elecciones ,decidida en perseguir sus objetivos, generosa en la respuesta al llamado de Dios de fundar una Congregación dedicada al Sagrado Corazón de Jesús.
Su confiaza inquebrantable en el Sagrado Corazón de Jesús le ayudaron a superar las pruebas, los sufrimientos y los desafios que la amenazaban, sin ceder al desánimo.
Esa relación de amor con Cristo se volvió fuente secreta de todas sus elecciones vividas en la fidelidad a la Iglesia y al Instituto.
A ejemplo de Madre Clelia para profundizar en la espiritualidad, necesitamos reposar en el corazón del señor, seguir el consejo de Jesús que dice: “Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.» ( Mt 11, 28)
Sus hijas se esfuerzan para interiorizar y hacer vivo, específico y actual el carisma de Madre Clelia, buscando hacer reflexionar y expandir la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús, transformándose:

Al elegir el nombre de «Apóstoles» , Madre Clelia esperaba infundir en sus hijas el fervor apóstolico de los primeros Apóstoles . Toda Apóstol es llamada a seguir los pasos de Cristo, de acuerdo con el ejemplo de los Apóstoles, testigos de la redención de Cristo esparcidas por todo el mundo, animadas por el deseo de hacer a Jesús más amado y conocido.

Ser Apóstol del Amor es estar dispuesta a testimoniar al Maestro, siempre y en todas partes, con la palabra y con la vida. Es llamada a vivir intesamente la experiencia de amor en el Corazón de Cristo, a través de una vida de unión con Él y en conformidad con el Evangelio.

La reparación es una característica inconfundible en el camino espiritual de Madre Clelia, conforme a las exigencias de la Iglesia, y expresión de su gran amor a Dios y a los hermanos y se conjuga perfectamente con su vida de consagración y de misión. La Apóstol conserva su vitalidad inalterable haciéndose heredera del ardiente amor apasionado por la humanidad que arde en el Corazónde Cristo. La Apóstol responde a los sufrimientos de la humanidad herida por los males del mundo. » Si una parte sufre, todas las partes sufren con ella. (1° Cor 12,26)

DEVOCIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

«Aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón…»

(Mateo 12,29)

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús floreció en la Iglesia durante el tiempo de Madre Clelia. Con ese amor por el Corazón de Cristo, Clelia hizo de Jesús el Rey y centro de su corazón. Como los primeros Apóstoles, ella quería expresar en su propia vida y en su apostolado, la fe profunda y el amor que la inflamó y la atrajo para amarlo hasta la cruz.
Varias practicas hacen parte de la Devoción al Sagrado Corazón de Jesús, incluyen: primer viernes del mes; entronización del Sagrado Corazón y las 12 promesas del Sagrado Corazón.

Primer Viernes del Mes

Nueve viernes consecutivos en Reparación al Sagrado Corazón

Nuestro Señor se apareció a Santa Margarita María Alacoque ( 1647- 1690) una monja francesa de la Orden de la Visitación y le dió la tarea de difundir la devoción a Su Sagrado Corazón.
Jesús pidió oraciones y practicas especiales para corregir (reparar) la negligencia con la debida reverencia a Dios . Para aquellos que realizaron esto fielmente, Él prometió: a todos aquellos que comulguen nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: No morirán en su desgracia , ni sin recibir los Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento.

Entronización del Sagrado Corazón

Jesús prometió a Santa Margarita María de Alacoque que «Bendeciría las casas donde su imagen sea expuesta y venerada. Cuando la imagen del Sagrado Corazón de Jesús es entronizada en un lugar importante de la casa, ella significa que Jesús es el rey de la familia y el centro y la fuente del amor para todos. La imagen nos recuerda que Jesús está entre nosotros y con nosotros. Las familias son alentadas a exponer y venerar una imagen del Sagrado Corazón de Jesús en sus casas y compartir el amor del Corazón de Jesús con todos aquellos con quienes entren en contacto.

12 Promesas del Sagrado Corazón de Jesús

Dadas a Santa Margarita María de Alacoque

  1. Les daré todas las gracias necesarias para su estado de vida.
  2. Les daré paz a sus familias.
  3. Los consolaré en todas sus penas.
  4. Seré su refugio durante la vida y sobre todo a la hora de la muerte.
  5. Derramaré abundantes bendiciones en todas sus empresas.
  6. Los pecadores encontrarán en mi Corazón un océano de misericordia.
  7. Las almas tibias se volverán fervorosas.
  8. Las almas fervorosas harán rápidos progresos en la perfección.
  9. Bendeciré las casas donde mi imagen sea expuesta y venerada.
  10. Otorgaré a los sacerdotes el don de mover los corazones más endurecidos.
  11. Grabaré para siempre en mi Corazón los nombres de aquellos que propaguen esta devoción.
  12. Yo te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor omnipotente concederá a todos aquellos que comulguen nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: No morirán en desgracia mía, ni sin recibir sus Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento.