FUNDACIÓN DEL ASCJ


“Las Hermanas pertenecientes a esta Congregación serán denominadas APÓSTOLES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS,llamadas a imitar,dentro de los limites de sus fuerzas, en espiritu de obediencia a sus Superiores, el ejemplo de los Apóstoles que se extendieron por tod el mundo para hacer al Divino Maestro más conocido y amado por todas las personas.” (Constituciones del Mansucrito, Artículo 1)

Fachada de la Capilla y Portaria de la Casa General

Madre Clelia era una mujer de fe y de oración que amaba profundamente al Sagrado Corazón, al punto de poner toda su esperanza en Él, mujer entusiasta por la vida, mujer humilde, emprendedora y servicial. Fund{o el Instituto Apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús (IASCJ), el 30 de mayo de 1894,en Viareggio,Lucca-Italia . El Instituto fue canónicamente erigido por Monseñor Juan bautista Scalabrini, en Piacenza, en 1930 y obtuvo la aprobación definitiva cuatro meses después de la muerte de Madre Fundadora. Madre Clelia sentia en su corazón que debia fundar una obra perteneciente al Sagrado Corazón de Jesús, asi escribe:” Las Hermanas pertenecientes a esta Congregación serán denominadas APÓSTOLES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS,llamadas a imitar,dentro de los limites de sus fuerzas, en espiritu de obediencia a sus Superiores, el ejemplo de los Apóstoles que se extendieron por tod el mundo para hacer al Divino Maestro más conocido y amado por todas las personas.” (Constituciones del Mansucrito, Artículo 1)

Al elegir el títilo de Apóstoles, Madre Clelia quizó que sus hijas, animadas pro el mismo ardor de los Apóstoles: aprendamos a ser Apóstoles no solo de nombre, sino según el espiritu de los Apóstoles. Ella deseaba que sus hijas llevasen atodos los pueblos, en las diversas realidades sociales, la palabra que ilumina, la fe que salva el ejemplo que convence , el sacrificio de sí misma que redime, el amor que brota del Corazón de Cristo” (Ratio Institutionis, 14). Para Madre Clelia el celo Apóstolico y la verdadera comunión deberían ser las principales caracteristícas que vividas por sus hijas harían al Corazón de Jesús conocido y amado por todos. Ella entendia que la virtud del celo es ” consecuencia práctica del gran precepto de la caridad”

El celo por la gloria del Sagrado Corazón de Jesús hace con que las Apóstoles se comprometan a atender las distintas necesidades necesidades: huérfanos,pobres, ancianos, niños, madres solteras y jovenes, todos aquellos que necesiten ser evangelizados. La Congregación creció en medio de bendiciones y pruebas, abriendo horizontes para el futuro de las Apóstoles en la Iglesia.

Las Apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús se esfuerzan por interiorizar y hacer vivo, especifico y actual el carisma congregacional teniendo como lema que las impulsa: “El Amor de Cristo realmente las impele!”

En respusta a las necesidades de la Iglesia y a las señales de los tiempos, el carisma de Madre Clelia se hace presente en 15 paises: Italia, Brasil, Estados Unidos, Suiza, Argentina, Chile, Albania, Mozambique, Uruguay, Paraguay, Benin, Filipinas, Haiti, Irlanda y Portugal.

Los campos de misión desarrollados por el Instituto son diversos y buscan responder a las necesidades de la Iglesia Local. Las Hermanas actuan en el área de la educación en todos los niveles y necesidades especiales,en el trabajo hospitalar y clínico, en el trabajo parroquial, servicios sociales, servicios jurídicos,servicios a los sacerdotes y seminaristas,misiones extranjeras, cuidado a los ancianos y en la diócesis. Las Apóstoles trabajan con: parroquianos, estudiantes,aquellos que se preparan para los sacramentos, jovenes que estan en discernimiento para la vida religiosa, familias consagradas al Sagrado Corazón de Jesús (GFASC),enfermos y familiares, pobres,inmigrantes y menores abandonados, encarcelados, tóxicos dependientes, víctimas de tráfico humano.